Red de Áreas Marinas de Pesca Responsable arranca segundo año de proyecto REBYC de FAO

  • Con aprobación de plan de trabajo para el año 2017
  • Trabajo promoverá la participación directa de los actores orientada hacia la sostenibilidad de las pesquerías de pequeña escala

La Red de Áreas Marinas de Pesca Responsable (AMPR) inició el segundo año del Proyecto de Gestión y Ordenamiento Sostenible de la Captura Incidental de las Pesquerías de Arrastre en América Latina y el Caribe (REBYC-II-LAC) desarrollado con el apoyo financiero del Global Environment Facility (GEF) y la facilitación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El arranque se dio con la aprobación del plan de trabajo para este año 2017, el cual se ejecutará con el apoyo técnico de Incopesca y la participación activa y decisiva de la sociedad civil. Y es que son, precisamente, los pescadores artesanales de distintas AMPR del país quienes conforman la Red.

Las actividades para este segundo año incluyen capacitaciones para mujeres  hombres y jóvenes pescadores (as),, talleres de divulgación, intercambios de experiencias entre pescadores para promover buenas prácticas orientadas a la pesca responsable y actividades de emprendedurismo orientadas a la mejora de las condiciones de vida de estas comunidades costeras.

REBYC II-LAC es un proyecto regional, que promueve la gestión sostenible de la captura incidental de las pesquerías de arrastre en América Latina y el Caribe, y cuyos componentes también incluyen en el caso de Costa Rica, el trabajo realizado por las AMPR para mejorar la calidad de vida de los pescadores artesanales.

Este Proyecto también busca reconocer el aporte de una pesca responsable en el bienestar de las comunidades costeras,  posicionar el papel y aporte de la pesca artesanal en la seguridad alimentaria de los pescadores, así como mejorar su condición socio-económica y cuidar el medio ambiente.

Las AMPR son áreas bajo la gobernanza de las comunidades pesqueras, en las que se regula la actividad pesquera para asegurar el aprovechamiento de los recursos a largo plazo. En ellas,   los pescadores junto con el INCOPESCA, administran su pesquería.  Para ello, el conocimiento tradicional de los pescadores, su experiencia y conocimiento son fundamentales.

En su labor de coordinación, el Incopesca así como la Red de AMPR  buscan el empoderamiento de las organizaciones locales para la toma de decisiones y la implementación de las Directrices voluntarias para la pesca sostenible de pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

La Red la componen pescadores y pescadoras de Pochote, Isla venado, Isla Chira, Isla Caballo en el Golfo de Nicoya, Chomes,, Tárcoles, Golfo Dulce, Barra del Colorado y Caribe Sur, , San Luis de Puntarenas, Cabuya y Dominicalito entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *